Alhaja es una de las palabras más bonitas del castellano. Proviene del árabe y se usa para describir un objeto muy preciado, generalmente una pieza de joyería. Joyas diseñadas y fabricadas íntegramente en España, y bañadas en oro de 24k para que duren durante más tiempo como el primer día.