B.D. Baggies, la marca de camisas estadounidense por excelencia. Sus diseños son fáciles de llevar gracias al uso de tejidos prelavados y suaves como el algodón, el lino y el denim, así como de hilos innovadores que se anticiparon décadas a la moda vintage y a la fascinación por la estética distressed. Desde su origen en 1919, estas camisas fueron concebidas por su fundador como una prenda de aspecto desgastado, algo muy atípico en esta época, combinado con la frescura innata de quienes son se toman demasiado en serio a sí mismos.