Con orígenes a partir de 1830 años en Pennsylvania, Woolrich ha equipado a aquellos que sienten pasión por el aire libre, para que no vean el clima como un obstáculo sino como un aliado.

La marca se mantiene fiel a sus valores fundamentales: avance, viajes, comunidad y tener un enfoque positivo hacia un mundo en el que se le planta cara a la adversidad para transformarla en oportunidades.